Un retorno no apto para menores

Splatterhouse, la franquicia clásica más galardonada de finales de los 80/principios de los 90 regresa por todo lo alto con una producción que satisfará a aficionados y nuevos usuarios con su gran jugabilidad y su abundancia de contenido. Eso sí, su gore extremo y su contenido lo convierten, como no podría ser de otra forma con esta franquicia, en un título no apto para menores: el renovado y no menos esquizofrénico Splatterhouse.

Los jugadores más viejos veteranos recordaréis al antiguo Splatterhouse , un survival/action de 1988 lanzado por Namco para la mítica Arcade. Pues ahora regresa el título con un remake para PlayStation 3 y Xbox 360.

Splatterhouse es (o ‘fue’ por aquel entonces) un beat’em up desarrollado y publicado por Namco en 1988 pero que, por su argumento y ambientación, es considerado en muchas ocasiones como un precursor del género “survival horror”, que llegaría a su punto álgido con títulos o, más bien sagas, como Alone in the Dark, Silent Hill o Resident Evil. Splatterhouse fue desarrollado originalmente para máquinas recreativas, si bien se desarrollarían conversiones para Turbografx (que contenía un aviso parental por la naturaleza violenta del videojuego, algo no muy habitual por aquella época), PC y FM Towns, estando actualmente disponible en el servicio Virtual Console de la Nintendo Wii. Para que os hagáis una idea este es el comienzo del susodicho, presentándonos una profunda y compleja historia:

Gráficamente nos encontramos con un videojuego que destacaba por su ambientación. Aparte de haber un buen trabajo en este sentido, la temática de terror había sido poco utilizada hasta entonces en el mundo de los videojuegos, por lo que la sorpresa era doble. De esta manera nos encontraremos a una buena cantidad de monstruosas criaturas pululando por una mansión que bien podía haber salido de una película de terror, al más puro estilo Teletubbies Drácula. A esta ambientacion ayuda una banda sonora algo repetitiva pero que es tremendamente efectiva; ya se sabe: sangre y música van de la mano.

Las diversas conversiones de Splatterhouse fueran víctimas de diversas modificaciones bien para adaptarlas a las necesidades de la máquina, bien por otros motivos, como, de nuevo, en el caso de Turbografx, donde se cambió la máscara de hockey por una roja, para evitar paralelismos con el protagonista de la saga cinematográfica Viernes 13 (un maniático con una máscara de hockey que mata con un machete, demasiada coincidencia). En 1989 aparecería de forma exclusiva en Japón, una versión para NES bajo el título de Splatterhouse: Wanpaku Graffiti, con un caracter humorístico adaptándose al público objetivo de Nintendo. La saga se quedaría ya exclusivamente en las videoconsolas, apareciendo en 1992 Splatterhouse 2. En 1993 se lanzaría Splatterhouse 3, un videojuego que no llegaría a ver la luz en Europa.

En el juego volveremos a controlar al universitario Rick Taylor, quien sigue el sangriento rastro dejado por su amada Jennifer, desaparecida tras visitar la lúgubre mansión West durante la realización de un trabajo escolar; pese a que le recomendaron que se mantuviese alejada de ella — lo que yo te diga, una trama super profunda. Las criaturas del inframundo dan lo mejor de sí mismas para intentar acabar con Rick, pero la suerte está del lado del protagonista, ya que al despertar tras un golpe en pleno occipital se encuentra con la “Máscara del Terror”; que, gracias a ella, adquiere la fuerza y ansia de sangre que caracteriza al título.

El argumento original está escrito por Gordon Rennie, el aclamado autor de cómic responsable de obras como Necronauts y Judge Dredd. El arte original del juego es obra del colaborador de Marvel Dave Wilkins, lo cual potencia todavía más el cuidado estilo de cómic del que hace gala el universo del juego.

El juego se presenta con una vista lateral tridimensional, con la peculariedad de que el personaje protagonista se puede mover sobre un escenario plano en el que tan solo puede moverse a izquierda o derecha; o, en las escenas de lucha pura y dura, en un escenario abierto con amplia libertad de movimientos. Rick puede dar tanto puñetazos como patadas, así como una patada espacial de una mayor fuerza pudiendo, además, hacer uso de diversos objetos que se vaya encontrando por el camino. En otras palabras: como “cualquier” otro beat’em up.

PERO concluir que se trata de un juego como “cualquier” otro es demasiado descuidado por mi parte, ya que fue un juego que renovó las caraterísticas de los juegos por entonces y que hoy en día, con su música metal y su gore extremo rozando lo excesivo — todos sabemos que nunca es demasiado — sigue siendo uno de los títulos más esperados para los seguidores del género. Sin más dilación, enjoy yourself:

Anuncios

Acerca de quirosasecas

¡Ey! Soy estudiante de filología inglesa (o, más bien, proyecto de filólogo) e intentaré exponer mis opiniones sobre diversos temas de actualidad, abordando tanto temas más actuales relacionados con el mundo tecnológico como análisis de videojuegos y últimas tendencias, pero siempre desde un punto de vista más “jocoso” para evitar el aburrimiento del lector ¡Por un lugar friki donde relajar cuerpo y mente! P.D: Lo que más odio es estar haciendo mis necesidades y que un pingüino con escopeta eche abajo la puerta.
Esta entrada fue publicada en Análisis, Noticias, Opinión, PlayStation 3, Xbox 360. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Un retorno no apto para menores

  1. Pingback: Tweets that mention Un retorno no apto para menores | Generación 8 Bits -- Topsy.com

  2. Melannie dijo:

    Hola!!
    Permiteme presentarme soy Melannie, administradora de un directorio de blogs, visité tu sitio y está genial,
    me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambas webs con más visitas.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a melannieagurto@gmail.com

    Éxitos con tu blog.
    Un Saludo
    Melannie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s